English French Italian Japanese Korean Portuguese

ACCESO INTRANET



Abril 2014 Mayo 2014
Do Lu Ma Mi Ju Vi
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30
Tenemos 29 visitantes en línea

ORIGEN DEL HOSPITAL DE CARABINEROS

 

 

image

La carencia de un hospital institucional en los primeros años de vida de Carabineros de Chile, significó para los carabineros enfermos, accidentados en actos del servicio o heridos por delincuentes en procedimientos policiales, tener que esperar más tiempo del que la gravedad de sus dolencias permitía antes de ser aceptados en los hospitales del servicio de Beneficencia Pública, a causa de la falta de camas disponibles en esos establecimientos. No era infrecuente, por otra parte, que debieran compartir las amplias salas de los hospitales en peligrosa promiscuidad con los mismos delincuentes que les habían causado sus lesiones.

Fue por ello preocupación preferente de las Jefaturas de Carabineros remediar la desmedrada situación en que quedaba su personal cuando requería de hospitalización para la recuperación de su salud. Es así como en diciembre de 1927 el Director General de Carabineros, General de Brigada don Aníbal Parada pacheco, obtuvo de la Dirección del Hospital Salvador la cesión de la Sala San José, con 28 camas y dos pensionados, para la hospitalización exclusiva del personal de Carabineros. Un Director General posterior, el General don Agustín Moreno Ladrón de Guevara, concibió un proyecto más ambicioso y, en agosto de 1929, nombró una Comisión, formada por dos médicos y dos arquitectos, para tasar los edificios y terrenos de un laboratorio ubicado en Avenida Vicuña Mackenna N° 1381, y hacer un presupuesto para su adquisición y habilitación como Hospital de Carabineros.

Existía el precedente de un hospital de Carabineros que funcionaba en Valparaíso, aportado a la Fusión por la Policía Fiscal del puerto, la que lo había habilitado en 1921 en los altos de la 4ª Comisaría; y de un hospital para albergados que funcionó durante algunos años en Santiago, montado, también en 1921, por la Policía Fiscal capitalina.

La iniciativa del General Moreno no prosperó. Los carabineros continuaron hospitalizándose en los establecimientos de Beneficencia Pública, cancelándose su costo por la Caja de Previsión de Carabineros, a razón de $ 5 diarios por cada individuo.

En 1932 el General Director don Humberto Arriagada Valdivieso, "considerando la imprescindible necesidad que había de ir resueltamente a la creación del Hospital de Carabineros" – necesidad agudizada por el hecho de que los carabineros enfermos habrían sido expulsados de los establecimientos en que se hallaban hospitalizados al producirse la renuncia a la Presidencia de la República del General don Carlos Ibáñez, con quien se identificaba a carabineros de Chile - dispuso una erogación permanente a favor del Hospital para todo el personal de la Institución, correspondiente a un día de sueldo, descontado cada año en dos parcialidades.

El costo de las hospitalizaciones en los establecimientos de la Beneficencia Pública había subido considerablemente por otra parte, obligando a la Dirección General de Carabineros a limitar la hospitalización del personal sólo a los casos de enfermos muy graves ya los lesionados en actos del servicio. El resto de los enfermos debía permanecer en sus casas, o en las enfermerías de las Unidades.

A fin de apresurar la reunión de los fondos necesarios para materializar su proyecto, el General señor Arriagada obtuvo del Gobierno del Presidente don Arturo Alessandri Palma la autorización para hacer una colecta pública nacional pro construcción del hospital, la que se llevó a efecto el 2 de noviembre de 1933.

A su vez, el Gobierno traspasó del Ministerio de Educación al de Interior un terreno de 26.700 metros cuadrados ubicado en Simón Bolívar con Antonio Varas para construir el Hospital de Carabineros, consultando para este efecto la suma de $ 2.900.000 en el presupuesto fiscal de 1936. La cantidad recaudada en la colecta nacional y la erogada por el personal de Carabineros hasta esa fecha, y que alcanzaba a $1.336.266.64, fue destinada por el General Director para la adquisición de instrumental y equipamiento del hospital.

Tras sufrir la construcción muchas vicisitudes, fue finalmente inaugurado el 27 de abril de 1945 ante la presencia del Presidente de la República don Juan Antonio Ríos, y del ex Presidente don Arturo Alessandri. El General Director don Humberto Arriagada había fallecido sin ver concluida su magnífica obra.

image

El Presidente de la República, don Gabriel González Videla y el General Director de Carabineros, don Reynaldo Espinoza Castro visitan el Hospital de Carabineros, en agosto de 1947, con motivo de la inauguración de salas para enfermos.


<< Atrás